HISTORIA
HISTORIA HISTORIA HISTORIA

Informes - Investigaciones

MARTÍN MIGUEL DE GÚEMES
DEFENSOR DE LA FRONTERA NORTE

17 DE JUNIO DE 1821

 

Por Elena Luz González Bazán para Historia de Latitud Periódico y Villa Crespo Digital

17 de julio del 2020

Muere el general Martín Miguel de Güemes, defensor de la frontera norte contra la invasión realista, lo que permitió al general San Martín encarar sus campañas de Chile y Perú. Nace en la provincia de Salta el 8 de febrero de 1785.

ALGUNOS ASPECTOS RELEVANTES DE SU ACTUACIÓN JUNTO A SUS OFICIALES Y SOLDADOS

GUEMES

En mayo de 1815, el Cabildo de Salta, designa a Güemes como Gobernador de la Intendencia de Salta, esto fue a pedido del pueblo de la ciudad. Esta gobernación reunía a las actuales provincias de Salta, Jujuy y Tarija en la hoy República de Bolivia.
Unos días más tarde, y cuando el Director Interino Álvarez Thomas lo había reconocido como tal, el Cabildo de Salta resuelve denegar la entrega de armas recogidas en Jujuy y reclamadas por Rondeau para la retirada del ejército.
¿Qué dice Güemes?
"… que esta provincia quedaría sin armas que serviría para su defensa y el escarmiento del enemigo".
Esta actitud de Güemes lleva a que Rondeau lo declare reo de Estado.
Las idas y venidas entre ambos comandantes terminan con el Pacto de Los Cerrillos, el 22 de marzo de 1816.

Esta reconciliación es saludada con efusión por el mismo General José Francisco de San Martín, quien era el Gobernador de la Intendencia de Cuyo, de tal forma afirma, el 12 de Abril de 1816 que: "más de mil victorias he celebrado la mil veces feliz unión de Güemes y Rondeau... con una salva de veinte cañonazos, iluminación, repiques y otras mil cosas".

En junio de 1816, Rondeau marcha hacia Tucumán y Güemes, queda al frente de la Vanguardia, en sintonía con el ejército del Norte al mando de Belgrano.
A principios de agosto de 1816, el Gobernador Intendente de Salta jura la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América. Luego junto al pueblo y reunidos en Cabildo Abierto en la ciudad de Jujuy.

En septiembre de 1816 le informa a Manuel Belgrano lo siguiente, desde su cuartel de Humahuaca: "La retirada de los enemigos tan indecorosa y perjudicial para ellos, la han hecho sin más motivo que el haber sabido se movían las divisiones de mí mando: de modo que no solamente los de Yavi han fugado, dejando útiles de guerra que se expresan en los partes.....; sino también hemos desconcertado todos sus planes, haciendo salir a Olañeta y Marquiegui de Tarija.

A mediados de diciembre de 1816 vuelve a proclamar la Independencia de las Provincias Unidas del Río de Sud América.

Entre abril y mayo de 1817, las fuerzas realistas del General la Serna ingresan a Salta pero deben abandonarla y retroceder al Alto Perú por el accionar de los gauchos de Güemes.

Pueyrredón, como Director Supremo, reconoce, en mayo de 1817, los servicios de Güemes, otorgándole una medalla de oro y una pensión vitalicia para su primer hijo, medallas para los jefes de oro y plata, de plata para los oficiales y para la tropa un escudo de paño con la inscripción: "A los heroicos defensores de Salta".
A fines de septiembre de 1817 Güemes le comunica a Belgrano que decidió con anuencia del Cabildo, una contribución para sostener a los que defienden la independencia de la Patria, diciéndoles que: "a fuerza de sacrificios, ha logrado que los demás pueblos hermanos conserven su seguridad y sosiego".

La expulsión de La Serna los favorece a todos los efectivos, tanto oficiales como soldados, con una condecoración por parte del Director Pueyrredón.

 

HIMNO A MARTÍN MIGUEL DE GÚEMES

Escuchad, hondo grito de guerra
Hiende el aire vibrando cual trueno.
Desde Salta a Yavi en su seno.
Que hace al gaucho patriota indignar.

Y cual recio huracán que se agita
Estruendoso en carrera gigante
Así corre aquel pueblo arrogante
De opresores la Patria librar.

Gloria eterna a los Gauchos Famosos,
Que al triunfar en la lid sin cuartel;
Coronaron la Patria orgullosa
De radiante y sublime laurel.

Letra: Gabriel Monserrat - Música: Rafael Baldassari

 

Como en todos los tiempos, y más en los actuales, la corrupción fue inherente a aquellos tiempos de la lucha por ser libres.
Los jefes godos lo quisieron sobornar, Jefe de la Vanguardia del Ejército Auxiliar del Perú, le ofrece una cantidad importante de dinero, así sostienen las fuentes: "para labrar su felicidad futura" y "proporcionarle cuanto desea para su familia". Que tenía que hacer Güemes, dejarles libre la entrada a las actuales provincias de Salta y Jujuy.

Su respuesta:

¨Al leer su carta del 19 del corriente, formé la idea de no contestarla para que mi silencio acreditara mi justa indignación. Pero como me animan sentimientos honrados diré a usted que desde ahora y para siempre renuncio y detesto ese decantado bien que desea proporcionarme. No quiero favores con perjuicio para mi país: éste ha de ser libre a pesar del mundo entero¨.

¨Que vengan esos regimientos y vengan también cuantos monstruos abortó la España con su Rey Fernando a la cabeza. A nada temo porque he jurado defender la Independencia de América y sellarla con mi sangre¨.

¨Todos estamos dispuestos a morir primero que sufrir por segunda vez una dominación odiosa, tiránica y execrable. ¿Qué más quiere que le diga? Adopte usted la guerra que más le acomode para nuestra destrucción, pero tema, y mucho, la mía.

Yo no tengo más que gauchos honrados y valientes. No son asesinos sino de los tiranos que quieren esclavizarlos. Con estos únicamente espero a usted, a su ejército, y a cuantos mande de España¨.
21 de octubre de 1816

 

En su relación con Manuel Belgrano resulta por momentos conflictiva, fundamentalmente por su vida privada que trasuntó fuertemente, en algún momento el creador de la Bandera lo castiga y más tarde terminan siendo amigos.
Güemes le escribe a Belgrano, su ex jefe: "Usted es mi verdadero amigo, y lo será más allá del sepulcro. Me lisonjeo de tener por amigo a un hombre tan virtuoso como usted".

"Trabajemos con empeño y tesón, que si las generaciones presentes nos son ingratas las futuras venerarán nuestra memoria, que es la recompensa a que deben aspirar los patriotas desinteresados".

A modo de corolario

Una reflexión que nos cabe para analizar una etapa que estuvo repleta de valores, coraje, sufrimientos e ideales muy altos: el de ser libres, aunque sea en pelotas como nuestros paisanos los indios, en palabras del Libertador.
Indefectiblemente estos hombres y mujeres fueron olvidados o no reconocidos suficientemente.
Muchos, como Juana Azurduy que perdió sus hijos y sus restos descansan en un osario. O Manuel Belgrano, o Juan José Castelli que murieron en la pobreza.
O la muerte dudosa de Mariano Moreno y Bernardo de Monteagudo.
O el exilio de nuestro Libertador…
La nómina es larga… hay que conocer la historia y hacer memoria, simplemente…
Que diferencia con la actualidad…

FUENTES: portal de Salta, infobae, fuentes varias y propias.

Caracteres: 6832

Latitud Periódico / Elena Luz González Bazán / Padilla 73 6 Derechos de autor 2009 - 2020 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar /REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 39820920-2019

Villa Crespo Digital / Elena Luz González Bazán / Padilla 736 / Derechos de autor 2002 - 2020 / Correo electrónico: maito:noticias@villacrespomibarrio.com.ar / info@villacrespomibarrio.com.ar REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 39824156-2018 -20|9