HISTORIA

HISTORIA

HISTORIA

HISTORIA

Mayo 5, 2019 19:26

"Hace más ruido un solo hombre gritando que cien mil callando". José de San Martín

"Hay que tener un oído en el pueblo y otro en el Evangelio". Monseñor Enrique Angelelli

 

IDENTIDAD

HISTORIA

MEMORIA

INFORMES e INVESTIGACIONES GOBIERNOS SIGLO XX VIDEOS, IMAGENES Y MÁS PRINCIPAL 2018 MUJERES MOVIMIENTO OBRERO INDEX

Informes - Investigaciones

 

 

 

 

 

 

DURANTE LA ÚLTIMA DICTADURA MILITAR SE QUEMARON LIBROS, DIARIOS, REVISTAS, ARCHIVOS

30 DE AGOSTO DE 1980

QUEMA DE LIBROS

Por Elena Luz González Bazán especial para Historia Latitud Periódico y Villa Crespo Digital

5 de mayo del 2019


Ese día la Policía Federal por orden dictatorial decide la quema de un millón y medio de libros.

Se lleva adelante en un terreno baldío de la localidad de Sarandí en la provincia de Buenos Aires. Los libros eran o pertenecían a la CEAL – Centro Editor de América Latina, los mismos fueron llevados en camiones volcadores que descargaron la cultura censurada.


Los libros fueron rociados con nafta y se les prendió fuego, el testigo de aquel latrocinio fue su editor, Boris Spivacow, fundador del CEAL y director reconocido de EUDEBA, se afirma que fue necesaria su presencia para certificar que la fuerza de seguridad, en este caso, la Policía Federal, no había robado los libros.


Previamente, en particular el 7 de diciembre de 1978, los depósitos del Centro Editor que alquilaba en el partido de Avellaneda fueron allanados y clausurados por inspectores municipales y por el Cuerpo de Caballería, en ese momento se detuvieron a 14 trabajadores de la editorial que desarrollaban su tarea.

Boris Spivacow decidió presentarse ante el juez y explicar que él era el único responsable de que aquellos libros insumisos circularan en la Argentina, pidiendo por la liberación de los trabajadores, tras lo cual los mismos fueron efectivamente liberados.
Boris Spivacow no fue detenido, pero los libros ya tenían destino cierto: la hoguera… como en las fogatas medievales… o del oscurantismo de toda la historia universal.

Es así que, el 30 de agosto de 1980… los libros fueron quemados… la fogata duró más de 24 horas, el humo sobrevoló por varios días más… sus brasas siguieron encendidas… aquellas palabras escritas, sus frases y párrafos fueron destruidas… los dictadores querían, esperaban que fuera por siempre…

El CEAL publicó unos 5000 títulos, que estuvieron agrupados en 77 colecciones, esto fue desde su fundación en 1966 hasta 1995 en que cerró sus puertas; en ese trayecto de tres décadas la editorial soportó el asedio de dos dictaduras, aunque la más detractora fue la última.

El pensamiento de Boris Spivacow, sobre la editorial, estaba centrado en que los libros que editara el CEAL fueron los que el p0úblico lector, debía leer. El proyecto debía ser rentable para que se pudiera seguir editando más libros.

Tal como lo realizado en EUDEBA, la planificación se basó en colecciones más vendibles que colaboraban con aquellas no tan solicitadas; la difusión de los materiales llegó a todo el país y se expandió a diferentes países latinoamericanos y del mundo.

Las editoriales EUDEBA y el CEAL fueron el gran proyecto para que la sociedad pudiera acceder a la lectura y el conocimiento. Lo real y maravilloso fue que los libros llegaron a todos y fueran un elemento crucial para la sociedad.

A MODO DE COROLARIO

No fue la única quema, previamente, el 29 de abril de 1976, citados por la oficina de prensa del III Cuerpo de Ejército, al mando del general Luciano Benjamín Menéndez, un núcleo de periodistas de diferentes medios de la provincia mediterránea se llegaron al Regimiento 14 de Infantería, donde estaban los despachos de Menéndez que tenía camino a La Calera, estaba presente el teniente coronel Gorleri, el jefe del Regimiento, todo este despliegue fue para mostrar cómo se quemaban los libros previamente confiscados, arrebatados de hogares, bibliotecas y otros lugares… así ardieron en la inmensa fogata de la censura.

En aquel momento relatan que Gorleri hizo uso de la palabra para justificar que estaban bien incinerados: “Incineramos esta documentación perniciosa que afecta al intelecto, a nuestra manera de ser cristiana…, y en fin a nuestro más tradicional acervo espiritual sintetizado en Dios, Patria y Hogar”.


El oscurantismo de aquellos años dominó la historia de estos mediocres tiempos, porque el libro es un elemento de descarte… y la lectura se ha desbarrancado a límites dolorosos… un país que tuvo un alto nivel de lectura por habitante: 13 libros por año… hoy… si se leen dos líneas podemos ponernos contentos…

Por ello afirmar que: El conocimiento es lo único que libera a los pueblos…

FUENTES y FOTOS: varias y propias.


Caracteres: 4295

 

LATITUD PERIÓDICO: PÁGINA INICIO / MAPA DEL SITIO // VILLA CRESPO DIGITAL: PÁGINA PRINCIPAL / MAPA DEL SITIO

ARCHIVOS

HISTORIA CIUDAD VILLA

HISTORIA PAIS VILLA

HISTORIA LATITUD

HISTORIA DE BUENOS AIRES LATITUD

stylish fancy counters
CONTADOR LATITUD PERIODICO

contador

 my widget for counting
contador

2019

Año Internacional

de las

Lenguas Indígenas

contador de visitas com  

Villa Crespo Digital / Elena Luz González Bazán / Padilla 736 / Derechos de autor 2002 - 2018 / Correo electr?nico: maito:noticias@villacrespomibarrio.com.ar / info@villacrespomibarrio.com.ar REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 39824156-2018

Latitud Periódico / Elena Luz González Bazán / Padilla 73 6Derechos de autor 2009 - 2018 / Correo electrónico: noticias@latitudperiodico.com.ar / REGISTRO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL: 39820920-2018